148

¡Mamá cada día está más hermosa tu barriguita!

148

Expertos en el sitio

Buscar en mi manual del bebé

Embarazo

¿Por qué confiar en Mi manual del bebé?

Mi manual del bebé es una publicación creada por un destacado equipo de especialistas de la salud. Esta guía te acompañará desde la preconcepción hasta que el niño tenga 36 meses de edad. Contesta las preguntas más frecuentes hechas a los especialistas, que se pueden manejar desde el hogar. Claro que debemos recordar, que no es un substituto de la consulta médica, ya que nada ni nadie puede reemplazar los sabios consejos del especialista. Pero, sí es un complemento practico, que te acompañara en la aventura más maravillosa de tu vida ´Ser padre´.

Beneficios de registro

  • Información confiable escrita por expertos certificados.
  • Resuelve tus dudas y comparte tu experiencia con la mejor comunidad de madres.
  • Rifas, eventos y concursos para tu embarazo y tu bebé.
Encuesta
Libro electrónico
¡Descarga nuestro libro ahora mismo!

Debes ingresar o registrarte para descargar el libro

Foro

Últimos temas comentados

Suscríbete al seguimiento de la evolución de tu bebé o embarazo

Inicio > Embarazo > Trimestre 2 de embarazo > Semana 14 de embarazo > 7 Cuidados que debes tener en el segundo trimestre de embarazo

7 Cuidados que debes tener en el segundo trimestre de embarazo

Compartir en twitter
Twitter
Compartir en email
Email


Cuidados que debes tener en el segundo trimestre de embarazo: pies hinchados, anemia y alergias. Te explicamos cómo tratar estas molestias para que tu embarazo siga siendo maravilloso. 

Cuando inicias esta nueva etapa en tu embarazo tu bebé y tu barriga empiezan a crecer,  es un proceso increíble en el que también se pueden presentar algunas molestias como: 

Pies hinchados en el segundo trimestre de embarazo

Provienen del aumento de líquidos en el cuerpo por las hormonas y se hinchan más en ambientes calurosos, con mucha humedad, o por estar parada por largos ratos.

Si la retención de líquidos es excesiva y se extiende a la cara, cuello y manos, debes comunicarlo inmediatamente al médico, porque puede ser el inicio de un trastorno hipertensivo del embarazo.

Es recomendable que descanses en posición horizontal con los pies elevados por lo menos 15 centímetros por encima del nivel del resto de tu cuerpo o elevar las piernas a 90 grados, apoyadas en la pared. Además, no estes mucho tiempo de pie, lleva zapatos cómodos (no de tacón alto), pon poca sal en las comidas y has ejercicio moderado.

También es útil que tomes baños alternativos de agua fría y caliente, terminando con fría; masajea tus pies en seco con un guante de crin y aplica cremas refrescantes.

Descubre qué otros cambios puede tener tu cuerpo en el segundo trimestre de embarazo aquí.

Anemia gravídica

Es la capacidad disminuida de los glóbulos rojos para transportar oxígeno o hierro, debido a un aumento en el volumen sanguíneo. Si no se trata, puede causar crecimiento fetal deficiente, nacimiento prematuro y bebé de bajo peso al nacer.

Por lo común, si no es severa, la mujer no tiene síntomas o puede confundirlos con otros como taquicardia, fatiga, vértigo o mareos. Por eso, para detectarla y tratarla, entre los cuidados en el segundo trimestre de embarazo, se hacen exámenes de sangre. Casi siempre el médico receta un suplemento de hierro.

Alergias

No existen alergias específicas durante el embarazo, pero puede ser que las preexistentes mejoren, no cambien o empeoren. No son riesgosas para el bebé, excepto porque tendrá más probabilidades de padecerlas. Implican tratamiento médico controlado, sobre todo cuando se trata de asma bronquial.

No se deben confundir con la rinitis del embarazo, ocasionada por el aumento del estrógeno que genera presión en el flujo sanguíneo sobre las membranas de la nariz, ocasionando hinchazón, sequedad y hasta sangrado.

Mareos y desmayos

Son normales, entre los cuidados en el segundo trimestre de embarazo, por el aumento y rápido bombeo de la sangre y porque la presión arterial sube y baja durante el embarazo. Son preocupantes si se acompañan de fuerte dolor de cabeza, alteraciones en la visión o entumecimiento y hormigueo; entonces, debes contactar al médico de inmediato para descartar otros problemas más graves.

Para evitarlos, se sugiere no levantarte rápidamente, comer y beber lo suficiente y no acudir a lugares excesivamente calurosos o congestionados por gente.

Placenta baja o previa

Se produce cuando la placenta se sitúa en la parte baja del útero, de manera que bloquea parcial o totalmente el cérvix. Esto generalmente hace imposible el parto natural porque impide la salida del bebé o produce hemorragias. Sus síntomas, para tener en cuenta entre los cuidados en el segundo trimestre de embarazo, son sangrado vaginal repentino, casi siempre sin dolor y a partir de la semana 24; se detecta por ecografía. Por lo general, implica reposo absoluto, y, con frecuencia, cesárea.

Preeclampsia

Es un aumento de presión arterial durante el embarazo, potencialmente peligroso para madre e hijo, pero si se detecta a tiempo, puede controlarse y disminuir sus riesgos. No se conoce su causa exacta, pero podrían ser una deficiencia vitamínica o un vínculo genético, mediante el que un defecto en la placenta restringe el flujo de sangre que llega al bebé.

De no tratarse a tiempo, genera afecciones de hígado, riñones y sistema de coagulación de la sangre en la madre, lo que causará complicaciones que amenazan su vida y la de su hijo.

Los síntomas en las primeras fases del embarazo son dolores de cabeza frecuentes y prolongados, inflamación en manos, muñecas, cara y/o tobillos, aumento de peso repentino, menor necesidad de orinar. En las últimas fases son dolor agudo bajo las costillas, normalmente en el lado derecho, vómitos, visión borrosa, irritabilidad y vértigo.

Cualquiera de estos síntomas son destacados entre los cuidados en el segundo trimestre de embarazo y ameritan que acudas al médico de inmediato, pues esta enfermedad se trata intrahospitalariamente y puede conducir a un parto prematuro.

Descubre más acerca de la preeclampsia aquí: ¿Qué es la preeclampsia?

Hormigueo y dolor en las manos

La causa de estas sensaciones puede ser un síndrome de túnel carpiano, aunque esta dolencia se asocie con trabajos que requieren movimientos manuales repetitivos porque el aumento de peso y la retención de líquidos en el embarazo presionan el túnel carpiano, que es el conducto por donde pasan los nervios que van de la mano a los dedos.

Los síntomas pueden extenderse a la muñeca, el brazo y hasta el hombro. En casos crónicos graves, la mano se siente torpe o sin fuerza. Se recomienda usar muñequera, tener un teclado de computador ergonómico y mantener una postura ídem. El médico recetará antiinflamatorios.

También te puede interesar:

Alimentación en el segundo trimestre de embarazo 

Cambios en mi cuerpo en el segundo trimestre de embarazo

Cambios en el segundo trimestre de embarazo

Calificación!

Promedio de puntuación / 5. Recuento de votos:

Deja una respuesta

¿Qué tipo de usuario eres?

Tu cita al instante

¡Contáctanos!

Confirmación

¡Listo! Ya puedes comenzar a publicar tus contenidos en la página, compártelos siempre en tus demás blogs o redes sociales. ¡Mucha suerte!

Confirmación

¡Felicidades! Ya eres parte de la comunidad de Mi manual del bebé. Ahora completa la información de tu perfil profesional para que puedas comenzar a subir tus contenidos en la plataforma y así acercarte a las familias aportándoles información relevante. También puedes ser parte de nuestra plataforma de consultas online de “Preguntale al experto”, llenando todos tus datos.

Confirmación

¡Felicidades! Ya eres parte de la comunidad de Mi manual del bebé. Si deseas realizar publicaciones en la página entonces deberás completar los datos de tu perfil.