Es posible que el bebé empiece a repetir algunos sonidos vocálicos (aahh, oohh) sobre todo después de que le hables, utilizando palabras claras y simples.