Lleva a tu hijo a jugar al parque, pero no dejes de vigilarlo.