No uses lenguaje infantil con el bebé. Si dice “run-run” y señala un carro, tú debes decir: “sí, un carro”.