Anímalo a que levante su cabecita

Pon tu cara frente a la suya para animarlo a que levante la cabeza para verte. No fumar en las habitaciones porque se afectan sus vías respiratorias. A los bebés les encanta chupar, no trates impedir que lo haga. No compares a tu bebé con otros niños, recuerda su individualidad. Bríndale mucho afecto; es energía y motor de desarrollo, lo percibe y es la base de su felicidad.