Cántale y háblale

Estimula sus sentidos con canciones y hablándole. Sujétale a una distancia a la que pueda verte: 20-25 centímetros es lo ideal. Mueve los dedos, o algún juguete de colorines, en su campo de visión para que sus ojos y su cabeza puedan seguir los movimientos. Cuelga un móvil sobre su cuna. Dobla y estira suavemente sus rodillas y piernas cada vez que le cambies el pañal. Conviene poner al bebé a recibir luz solar, con ropa y por corto tiempo, antes de las 10 de la mañana o después de las 3 de la tarde.