Diviértete con tu bebé

Háblale mucho, presta atención a las manifestaciones de su lenguaje no verbal. Incluye masajes en la rutina diaria, se producirá una mejor comprensión de tu hijo. Elige un momento del día en que puedas estar tranquila con tu hijo y diviértanse, él aprende algo, trata de jugar por el placer de estar juntos y de que ambos pasen un momento agradable y feliz. Cuando pongas el bebé en la cuna mueve o sopla el móvil, para que lo vea y siga el movimiento las figuras.