Mantén a tu bebé descalzo

Tu niño debe mantenerse descalzo hasta que sus pies adquieran tono y mantengan el arco plantar interno aunque estén soportando el peso del cuerpo, lo que, generalmente, ocurre hacia los tres años. Entre tanto, sólo debe usar zapatos cuando esté caminando en sitios donde pueda haber cosas que le lastimen.