No dejes objetos peligrosos al alcance del bebé

Tu bebé empieza a alargar el brazo para tratar de alcanzar objetos. Evita dejarle objetos que sean peligrosos a su alcance. Recuerda que no debes llevar líquidos calientes ni objetos puntiagudos mientras sostienes en brazos a tu bebé. Podrás notar algunos breves momentos en los que tu bebé está tranquilo y alerta. Estos son los mejores momentos para aprender. Aprovecha estos intervalos de tranquilidad para familiarizarte más con tu bebé.