Previene accidentes

Un niño ahogado, quemado, o intoxicado jamás tiene la culpa de lo que le pase. Esos accidentes se pueden prevenir si se toman las medidas necesarias en la casa y con el bebé.
Recuerda que  los niños pueden encontrarse cosas ocultas, bajo telas, todo lo que les llame la atención lo tratan de buscar, por lo tanto, es necesario tener mucho cuidado con lo que está a su alcance.