Efectos del embarazo y el parto en el piso pélvico

Mi manual del bebe29 de Marzo de 2021 0 comentarios

Temas:Parto y posparto,Salud en el embarazo

Español
Efectos del embarazo y el parto en el piso pelvico

El embarazo y parto que le proporcionan a la mamá una gran felicidad, pero de cierta manera también puede afectar algunas partes del cuerpo de la mujer. Descubre cuáles son los efectos del embarazo y el parto en tu piso pélvico y cómo puedes prevenirlos. 

Ser mamá es un gran reto, empezando porque durante el embarazo la mujer tiene que cargar a su bebé lo que causa un gran cansacio y desgaste en el piso pélvico. Por ejemplo, si el parto vaginal es traumático (ya sea por una desproporción feto-pélvica o mala posición del feto) se pueden producir lesiones en la pelvis, canal vaginal y entrada de la vagina (periné). Estos desgarros pasivos durante el embarazo y activos durante el parto pueden provocar daños que se manifiestan a veces años después.

Efectos en el piso pélvico después del embarazo: 

  • Prolapso genital: Es la caída de los órganos pelvianos por la vagina, tales como útero, vejiga, uretra y pueden ser únicos o combinaciones de estos.
  • Incontinencia urinaria: Es la pérdida de orina de manera involuntaria. Suele ser de esfuerzo, es decir, al pujar, reír, toser, hacer ejercicio o durante las relaciones sexuales en casos severos
  • Desgarros perineales-vaginales: Apertura permanente de la entrada vaginal que, en casos extremos, puede dejar muy cerca la vagina con el ano
  • En casos menos severos, la hiperextensión de la vagina durante el parto puede dejar una hiperlaxitud vaginal que afecta el roce durante el coito vaginal, lo que disminuye la sensación y placer vaginal, cuadro conocido como amplitud vaginal sintomática o hiperlaxitud vaginal.
  • Los mismos genitales externos femeninos pueden ser afectados estéticamente debido al exceso de apertura vaginal o flacidez excesiva de la vulva, por ejemplo, de los labios vaginales.
  • Incontinencia anal: Secundaria a lesiones del esfínter anal y mucosa rectal.

Si bien no hay modo de prevenirlo (ya que también existe en partos por cesárea), es importante poder anticiparse y tratar de que el parto vaginal sea lo menos traumático posible.

Cómo prevenir los efectos del embarazo en el piso pélvico 

  • Control del peso materno antes y durante el embarazo, ya que la acumulación de grasa pélvica disminuye los diámetros del canal del parto.
  • Preparación muscular y del periné en forma de masajes preventivos ayuda en la zona para un parto menos complicado.
  • El tamaño del feto es muy importante y es deseable poder evitar el parto vaginal de fetos muy grandes, como en el caso de la diabetes gestacional mal controlada. 
  • La atención misma del parto por un profesional competente ayuda mucho, ya que éste podrá tener la sabiduría de decidir cuando el riesgo de un parto vaginal supera sus beneficios y así pueda optar por una cesárea a tiempo.
  • Contar con un reposo adecuado en las semanas siguientes al parto y, si es posible, acceder a una rehabilitación pélvica dirigida por un kinesiólogo de piso pelviano. Esto es algo que se realiza de manera rutinaria en muchos países desarrollados como parte habitual del proceso posparto.

Lee también: Cómo fortalecer el suelo pélvico antes del parto 

Tratamientos para recuperar el piso pélvico: 

Terapias no quirúrgicas:

Para tratar incontinencias urinarias de esfuerzos leves a moderadas, hiperlaxitud vaginal o prolapsos leves se puede recurrir a kinesiterapia y ejercicios dirigidos. También ofrecen un aporte extraordinario tecnologías como el láser intravaginal, que mejorará el colágeno de la vagina y zonas suburetrales, y el electromagnetismo pelviano, como la silla electromagnética que dirigirá su energía a la musculatura y nervios pélvicos. 

Cirugías para el piso pélvico: 

En casos más severos, no queda otra opción. Si se trata de incontinencia urinaria de esfuerzo, ésta consiste en la instalación de una cinta de un material plástico (polipropileno) debajo de la uretra, que tiene por objeto “cerrarla” en el momento del esfuerzo e impedir la pérdida de orina. Demora menos de 15 minutos y tiene una efectividad demostrada a largo plazo de más de 90%. El prolapso severo se trata con cirugías que reposicionan la vejiga y recto a su ubicación normal. El periné y vagina se pueden “reconstruir” con una cirugía llamada vaginoplastía y/o perineoplastía.

También te puede interesar: 

 

Calificación: 

Sin votos (todavía)
Para votar debes registrarte

Mi manual del bebe

Más artículos sobre Parto y posparto

Efectos del embarazo y el parto en el piso pelvico
El embarazo y parto que le proporcionan a la mamá una gran felicidad, pero de cierta manera también puede afectar algunas partes del cuerpo de la...
Efectos del embarazo y el parto en el piso pelvico
El embarazo y parto que le proporcionan a la mamá una gran felicidad, pero de cierta manera también puede afectar algunas partes del cuerpo de la...
Diarrea en el embarazo
Uno de los cambios fisiológicos del embarazo es el gastrointestinal. La comida se demora más en digerir, lo cual puede generar gastritis, reflujo o...
Preparación para el trabajo de parto
Un buen trabajo de parto va a depender de la preparación física y mental que hayas tenido previamente a ese momento. Conoce las recomendaciones que...

Artículos relacionados del blog de expertos

Hace algunos años se pensaba que después de pasar por una cesárea los partos posteriores debían realizarse de la misma manera. Sin embargo, diversos...
Vencer el estrés
Pasos Para Vencer el Estrés y Conseguir el Equilibrio Físico, Mental y Espiritual. 1. Haga del amor la razón de sus afectos 2. Sea más...

Añadir nuevo comentario

Campos Badbot
Si ve estos campos, algo está mal.