Semana 1: Antes del embarazo

Semana 1 de embarazoTécnicamente, la primera semana de embarazo aún no tienes un bebé dentro. Es decir: no estás embarazada, pero esta semana se cuenta dentro del embarazo. ¿Confuso?

Te explicamos: Realmente no estás embarazada durante las dos primeras semanas después de tu último período, pero es a partir de allí desde donde se cuentan las 40 semanas de embarazo o los 280 días que dura. La fecha resultante es cuando probablemente se produzca el parto, aunque es normal que este pueda ocurrir entre las 37 y 41 semanas de gestación. Tu cuerpo se está preparando para poder fecundar. Tus ovarios se alistan para liberar nuevos óvulos. La ovulación se producirá alrededor del día 14. Y si hay fecundación, el primer síntoma de tu embarazo será la ausencia de la que sería tu próxima menstruación. Seguramente te diste cuenta del momento en que empezó. Puedes contar desde el momento de la fecundación a partir del día 14, contando desde el primer día de tu última menstruación (si tu ciclo es de 28 días).

Español

Contenido de esta semana

Acidez en el embarazo
La acidez en el embarazo se produce principalmente cuando el ácido del estómago pasa hacia el esófago, produciendo una sensación de ardor. La acidez en el embarazo genera una sensación de indigestión al comer, produciendo que la persona...
 exámenes antes de quedar embarazada
Si quieres tener un hijo la mejor forma de preparar tu cuerpo es revisar tu estado de salud, las vacunas y los exámenes antes de quedar embarazada. Llega el momento de la vida en el que un hombre y una mujer toman la decisión de ser padres: su...
Quedar embarazada
Cuidar tu salud y vigilar tus hábitos te ayudarán a preparte tu cuerpo y mente si estás pensando en quedar embarazada.  Nunca se está listo, ni completamente preparado para vivir una experiencia tan completa y única como un embarazo....
Estilo de vida antes del embarazo
Menos estrés, más ejercicio y dieta adecuada hacen parte de un estilo de vida saludable antes del embarazo. Visita al doctor para evaluar tu estado de salud.  Sin importar su edad o sus condiciones de vida, es indispensable que una mujer...
Dieta para embarazadas
La dieta para embarazadas es muy importante. Conoce aquí los suplementos nutricionales y la alimentación que debes seguir. La alimentación en el embarazo es un factor muy importante. Antes, durante y después debes considerar ingerir...

Actividades de la semana

  • Es posible que el bebé empiece a repetir algunos sonidos vocálicos (aahh, oohh) sobre todo después de que le hables, utilizando palabras claras y simples.
  • Verifica que los ojos de tu bebé tengan más coordinación y funcionen de forma sincronizada, moviéndose y enfocando al mismo tiempo.
  • Pregunta siempre al pediatra de tu bebé cómo están su peso, estatura y caderas.
  • Vigila a tu bebé sobre lo que se pueda presentar: problemas respiratorios, diarrea, vómito, fiebre, infección en los ojos, temblores, úlceras en la boca, lesiones en la piel, entre otros.

¿Duermes con tu bebé?

Español

¿Te sientes un poco mareada?, ¿Qué pasa con los cambios de humor? Corre dónde el médico, quizá estas embarazada.

Consejos

Estilio de vida saludable

Tener hábitos de vida saludables siempre es ideal; sobre todo si deseas tener un hijo. Asegúrate de que tu dieta contenga las cantidades adecuadas y necesarias de vitaminas, especialmente de ácido fólico, el cual te ayudará a evitar que tu bebé sufra de malformaciones del tubo neural (espina bífida).

 

Crema de espinacas

crema de espinacas

Ingredientes

4  
hojas de espinaca (bien lavadas y cortadas en trozos)
1⁄2  
de cebolla cabezona pequeña (finamente picada)
2 tazas
de consomé de pollo o de carne
1⁄2 taza
de leche
1 cucharada
de mantequilla
1 cucharada
de harina de trigo
1 cucharada
de queso mozarella o pera rallado
   
Sal y pimienta al gusto

Preparación

En media taza de consomé caliente, agregar las espinacas, tapar y dejar hervir a fuego bajo por 10 minutos. Una vez esten cocidas las espinacas licuarlas con el caldo. Reservar. 
Para preparar la salsa:
Derretir la mantequilla a fuego lento y sofreir la cebolla cabezona, hasta que esté trasnparente, agregar la harina de trigo lentamente, mezclar hasta formar una pasta homogénea. Agregar poco a poco el resto de consomé y la leche, revolviendo constantemente, dejar hervir hasta que espese; agregar esta preparación a la mezcla de la espinaca, llevar al fuego bajo, agregar sal y pimienta. Una vez halla hervido retirar, servir caliente, espolvorear el queso rallado.
 

Notas

Esta receta aporta: calcio, potasio, magnesio y fósforo.

Ver más recetas

Suscribirse a RSS - Semana 1: Antes del embarazo